Cómo tener un día productivo



El otro día, me apareció una publicación que diferenciaba entre lo que el mundo creía que es ser productivo y lo que opinaba ella. Qué pena que no la guardé para compartirla, pero me hizo pensar en qué es tener un día productivo para mí.
Hace tiempo, podría contestar a la pregunta diciendo que un día productivo consistía en hacer muchas cosas, pero ahora creo más bien que es hacer cosas de calidad. Una vez más: calidad vs. cantidad.
Eso me inspiró a hacer esta ilustración en la que reflejo el perfecto día productivo para mí. 
Sin duda, empieza por levantarse pronto, con un café en mano, voy desesperezándome viendo las últimas publicaciones y mails así como programo lo que va a ser el día basándome en las tareas que apunté la noche anterior.
En cuanto al trabajo, puedo decir que tengo un día productivo si voy cerrando tareas y no procrastinar. Para ello, de mis días de freelance, aplico la regla de los 50'. Me pongo cronómetro y todo. Y consiste en estar 50 minutos realizando una sola tarea, sin mirar el correo, hangouts, el móvil, levantarme o lo que sea que no sea dicha tarea. Cuando suena la alarma, dejo notificaciones a cero (que suelen ser del trabajo y así no salto de una tarea a otra que es muy dado en mí), me hago un té, voy al baño, bebo agua o lo ques sea y a en punto, vuelvo a la carga. Así cierro más puntos de mi lista en menor tiempo pero sobre todo con mi atención y dedicación plena.
Sacar tiempo para una caminata, hacer algo de deporte y comer bien. Sería perfecto porque para mi es autocuidado, al igual que realizar mis rutinas beauty al completo.
Productivo es estar el tiempo de ocio que dedicas a tu familia o amigos o a tus hijos, haciéndolo conscientemente. Que sea de calidad. El famoso multitasking es el demonio. No me vale salir a pasear con tu pareja y que estés al teléfono con tu amigo. O que estés con tu hijo en el parque y estés aprovechando a ponerte al día con stories. Hay un tiempo para cada cosa y cada cosa a su tiempo.
Para terminar el día, nada como cenar pronto, sacar de tu mente lo que quieres hacer al día siguiente y plasmarlo en un papel. Dejar móvil y pantallas olvidados y leer antes de dormir. En este punto estoy trabajando aún. Que el sueño sea de calidad, bueno y reparador harán que mi día productivo haya sido de 10.
¿Me contáis cómo sería el vuestro?
Y como no puedo entender productividad sin planificación, he creado un planner monérrimo para que no se nos pase nada por alto cada semana. 

Dejar un comentario